El rincón del director

En estos momentos de prueba por la extensión del coronavirus, el Papa y nuestros Pastores nos piden que intensifiquemos nuestra oración.
En estos
momentos de prueba por la extensión del coronavirus, el Papa y nuestros
Pastores nos piden que intensifiquemos nuestra oración.
Padre Luis Fernando de Prada
fecha: 15 marzo 2020
por: P. Luis Fernando de Prada
Publica en tu muro:

Unidos en la oración

Querida familia de Radio María:

En estos momentos de prueba por la extensión del coronavirus, el Papa y nuestros Pastores nos piden que intensifiquemos nuestra oración al Señor y a la Santísima Virgen por el fin de esta pandemia y de las demás enfermedades que amenazan a la Humanidad; por la curación de los enfermos, el eterno descanso de los difuntos, la fortaleza del personal sanitario, de los sacerdotes y de todos los que cuidan de los más necesitados.

También nos recuerdan que debemos acoger con sentido de responsabilidad las medidas excepcionales que limitan -en mayor o menor medida según los lugares- la asistencia a celebraciones comunitarias.

Estamos llamados, pues, a orar con mayor insistencia desde nuestros hogares. Os recordamos los espacios litúrgicos y oracionales que podemos seguir habitualmente en Radio María. Todos ellos en horario peninsular, una hora menos en Canarias.

  • La Santa Misa, de lunes a sábado a las 10 de la mañana, y mientras dure la supresión del culto público, también a las 7 y media de la tarde; los domingos y festivos, a las 10 de la mañana y a las 8 de la tarde.
  • El Oficio de lecturas a las 3.30 de la madrugada; Laudes, a las 7 y media de la mañana; Hora Intermedia, a las 12 y 5 del mediodía; Vísperas, a las 7 y media de la tarde; Completas, a las 10 y media de la noche.
  • El Santo Rosario, a las 6.30 y 9.25 de la mañana, a las 7 de la tarde, y a las 3 de la madrugada.
  • Oraciones para ofrecer el día, a las 7 de la mañana; meditación de las lecturas del día, a las 9 de la mañana; Ángelus, a las 12 de mediodía; la Corona de la Misericordia, a las 3 menos 10 de la tarde; oraciones para despedir el día, a las 10.45 de la noche.

Recemos a Nuestra Señora con el Papa Francisco:

"Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza.

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y estamos seguros que proveerás, para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Amén".

Con mi bendición,

Radio Directo

En antena: