El rincón del director

Terminado el Mes Misionero Extraordinario, entramos en el mes que nos recuerda que estamos llamados a la Vida eterna, una vida cuya plenitud es la santidad.
Terminado
 el Mes Misionero Extraordinario, entramos en el mes que nos recuerda 
que estamos llamados a la Vida eterna, una vida cuya plenitud es la 
santidad.
Padre Luis Fernando de Prada
fecha: 31 octubre 2019
por: P. Luis Fernando de Prada
Publica en tu muro:

Llamados a ser santos con María

Llamados a la santidad, llamados a la misión, dos vocaciones unidas en la vida cristiana, de las que decía San Juan Pablo II, que respondió heroicamente a ambas llamadas, que "la vocación universal a la santidad está estrechamente unida a la vocación universal a la misión" (Redemptoris Missio 90).

El Concilio Vaticano II nos recordó esa verdad tan fundamental para la vida cristiana: "Todos los fieles, de cualquier estado o condición, son llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad, en cualquier condición de vida, de oficio o de circunstancia" (Lumen Gentium 40s). Y más recientemente insistió en ello el Papa Francisco: "El Señor lo pide todo, y lo que ofrece es la verdadera vida, la felicidad para la cual fuimos creados. Él nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada" (Gaudete et Exultate, 1).

Como gran ayuda para responder a esa llamada contamos con el ejemplo y la intercesión de nuestros hermanos los santos, que "mantienen con nosotros lazos de amor y comunión" (GeE, 4).

Por todo ello, en Radio María, que solo busca colaborar con la Iglesia en la difusión de su mensaje, vamos a insistir en este mes en la todas estas verdades y testimonios, tanto en nuestros programas en directo como en el ofrecimiento de discos con recopilaciones relativas al más allá y a las vidas de santos.

Es lo que espera de nosotros nuestra Madre María, que nos parezcamos a Ella, la Reina de todos los santos, buscando y cumpliendo en todo momento la voluntad de Dios. Que como el gran obispo de Toledo, San Ildefonso, deseemos ser "esclavos de la Esclava de mi Señor".

Con mi bendición,

Radio Directo

En antena: