El rincón del director

El Papa nos ha recordado en alguna ocasión dos aspectos de lo ocurrido tras la Resurrección de Cristo: el anuncio-sorpresa y la prisa.
El Papa nos ha recordado en alguna ocasión dos aspectos de lo ocurrido tras la Resurrección de Cristo: el anuncio-sorpresa y la prisa.
Padre Luis Fernando de Prada
fecha: 21 abril 2019
por: P. Luis Fernando de Prada
Publica en tu muro:

El anuncio de la gran sorpresa

Primero: el anuncio: el Señor ha resucitado. "Los anuncios de Dios son siempre sorpresas, porque nuestro Dios es el Dios de las sorpresas. Y siempre hay una sorpresa detrás de la otra. Dios no sabe hacer un anuncio sin sorprendernos. Y la sorpresa es lo que te conmueve el corazón, lo que te toca precisamente allí, donde tú no lo esperas" (Francisco).

Segundo: la prisa. Las mujeres corren, van deprisa a dar la noticia. Las sorpresas de Dios nos ponen en camino, inmediatamente, sin esperar. Y así corren para ver. Y Pedro y Juan corren. Como habían corrido los pastores la noche de Navidad, y había corrido la Samaritana para decir a su gente: "He encontrado a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho". Las sorpresas, las buenas noticias, se dan siempre así: deprisa.

Y preguntaba el Papa: «¿Y yo qué? ¿Tengo el corazón abierto a las sorpresas de Dios? ¿Soy capaz de ir deprisa, o siempre con esa cantilena, "veré mañana, mañana"? ¿Qué me dice a mí la sorpresa?».

En Radio María tenemos prisa en transmitir a todos el gran anuncio, la gran sorpresa, la mejor noticia: Jesucristo ha resucitado y nos quiere dar su Espíritu para renovar nuestras vidas, para que pasemos de la muerte del pecado a la vida de la gracia, del egoísmo al amor, de la tristeza a la alegría, de la desesperación a la gran esperanza.

Llevamos 20 años contando esta Buena Noticia, más poderosa que todas las malas noticias. Te invitamos a celebrarlo con nosotros en este precioso tiempo pascual, y a ayudarnos para hacerlo cada vez más deprisa. Porque, como ponía Pemán en boca de S. Francisco Javier en El Divino Impaciente: "Amo más el viento que la brisa; el bien hay que hacerlo aprisa, que el mal no espera momento".

¡Santa y feliz Pascua de Resurrección!

Con mi bendición,


Radio Directo

En antena: