Beatificación de María Emilia Riquelme y Zayas

Radio María se desplazará hasta la Catedral de Granada para ofrecerles esta celebración.
Radio María se desplazará hasta la Catedral de Granada para ofrecerles esta celebración.
fecha ini: 09/11/2019 (11:00)
fecha fin: 09/11/2019 (13:30)
Enlace recomendado
  • María Emilia Riquelme
  • Granada
  • Beatificación
  • Publica en tu muro:

    Beatificación de María Emilia Riquelme y Zayas

    El sábado 9 de noviembre, a las 11 h., tendrá lugar en la Catedral de Granada la beatificación de María Emilia Riquelme y Zayas, fundadora de la Congregación de las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada. La celebración será presidida por el Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. 

    María Emilia nació el día 5 de agosto de 1847 en Granada (España). Desde su primera infancia mostró una clara inteligencia y hondura espiritual en la vivencia de la fe cristiana que se compartía en su hogar familiar. A los 7 años quedó huérfana de madre y tuvo una inefable experiencia en su alma sintiendo la presencia de la Virgen María con Jesús en los brazos. Más adelante, su hermano Joaquín murió a la edad de 17 años y dejó a María Emilia y a su padre sumidos en un inmenso dolor. El padre se ocupó de su formación integral y por encima de todo le transmitió la fe en Dios y en la Virgen María. María Emilia se volcó en el apostolado con los pobres y necesitados. Había sentido desde su infancia el deseo de entregarse totalmente a Dios y su centro y fuerza era Jesús en el Santísimo Sacramento, de tal manera que solicitó y el Obispado le concedió tener, en su oratorio privado, al Santísimo Sacramento.

    María Emilia, movida por el Espíritu Santo, se sintió llamada a fundar la Congregación de Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, para adorar al Señor día y noche y trabajar en el campo de la educación y en misiones.
    La Congregación fue avalada primero por el Obispo diocesano de Granada en 1896 y definitivamente aprobada por el Papa San Pío X en Roma, en el año 1912. Después de una vida totalmente entregada al servicio de Dios y al amor al prójimo, María Emilia entregó su alma a Dios en la Casa Madre de Granada, el 10 de diciembre de 1940. La noticia de su santa muerte se difundió por toda la ciudad y gentes de toda clase vinieron para enaltecer a esta hija humilde y esclarecida.


    Radio Directo

    En antena: