El rincón del director

«¡Tenemos una Madre, tenemos una Madre! Aferrándonos a ella como hijos, vivamos de la esperanza que se apoya en Jesús», nos decía el Papa Francisco el pasado 13 de mayo.
«¡Tenemos una Madre, tenemos una Madre! Aferrándonos a ella como hijos, vivamos de la esperanza que se apoya en Jesús», nos decía el Papa Francisco el pasado 13 de mayo.
Padre Luis Fernando de Prada
fecha: 07 septiembre 2017
por: P. Luis Fernando de Prada
Mis otras cartas
Publica en tu muro:

Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará

Estas palabras las dijo el Santo Padre al canonizar en Fátima a los pastorcillos Francisco y Jacinta. El mensaje de Fátima, que estamos teniendo especialmente presente en este año de su centenario, nos recuerda que frente a la "mujer vestida del sol" hay "un gran dragón rojo" (Ap 12), símbolo de Satanás y de todas las fuerzas del mal, que iban a redoblar en el sangriento siglo XX la persecución de los cristianos y a luchar contra la Iglesia; una batalla que sigue con toda virulencia en nuestros días, en que la Virgen sigue invitándonos a la conversión, a aceptar la sangre redentora de Jesús, a vivir en casa con nuestro Padre Dios, con un corazón filial y fraternal, y a anunciar el Evangelio al mundo entero.

En esa gran batalla, en la que hay muchos momentos de sufrimiento, recordamos las palabras del Papa que señalaba que Dios «nos ha creado como una esperanza para los demás». Nuestra emisora quisiera ser un humilde instrumento de la Virgen para difundir "la fuerza de la esperanza", recordando la preciosa promesa de Nuestra Señora de Fátima: «Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará». En esa confianza, comenzamos un nuevo curso.

Con mi bendición,

Radio Directo

En antena: