El rincón del director

La Resurrección de Jesús iba a llevar al mundo entero la mejor noticia: la Vida había vencido a la muerte; el Amor, al Odio; la Justicia de Dios, a la injusticia de los hombres.
La Resurrección de Jesús iba a llevar
al mundo entero la mejor noticia: la Vida había vencido a la muerte; el Amor,
al Odio; la Justicia de Dios, a la injusticia de los hombres.
Padre Luis Fernando de Prada
fecha: 17 abril 2017
por: P. Luis Fernando de Prada
Mis otras cartas
Publica en tu muro:

¡Santa y feliz Pascua para toda la familia de Radio María!

En otoño e invierno caen hojas de árboles, mueren plantas, invernan animales... Parece que ha vencido la muerte. En primavera, florece de nuevo el campo, brotan hojas y plantas, nacen nuevos animales... Es el milagro de la vida.

Junto al Mar Rojo, llegaba el ejército egipcio e Israel veía la muerte muy cerca. Pero Dios actuó, y su pueblo alcanzó la libertad atravesando el mar a pie enjuto. El Viernes Santo, en el sepulcro de Jesús, junto a su Cuerpo habían quedado enterradas las esperanzas de Israel y de los Apóstoles; como tantas veces en la historia, había vencido la muerte, la injusticia, el odio, el sinsentido... Pero el Domingo de Pascua, la Resurrección de Jesús iba a llevar al mundo entero la mejor noticia: la Vida había vencido a la muerte; el Amor, al Odio; la Justicia de Dios, a la injusticia de los hombres. Es el misterio de la Pascua: En la naturaleza, en la historia de Israel, en la vida de Cristo, tras un primer momento en que vence la muerte, el Señor de la Vida siempre tiene la última palabra.

Así ha ocurrido tantas veces en la historia de la Iglesia: parecía que ésta iba a acabar con las persecuciones del Imperio Romano, víctima de su corrupción interna en el siglo de hierro, rota por sus cismas, perseguida por los regímenes revolucionarios del s. XIX o por los totalitarismos del s. XX..., y, sin embargo, una y otra vez, renace de sus cenizas y experimenta la promesa de Cristo: Las puertas del infierno no prevalecerán.

Falta una última Pascua, la de cada una de nuestras vidas: en nuestra historia personal también ha habido muchas situaciones de muerte, pecado, tristeza, desesperanza... Jesús, que ha asumido toda la carga oscura de la Humanidad, nos quiere comunicar ahora la vida nueva del Espíritu, que llena nuestros corazones de gozo y esperanza. Dejémonos llenar por su Amor, y entonces también en nuestras existencias se producirá el milagro de la resurrección. Que María, Causa de nuestra alegría, nos la comunique a todos.

¡Santa y feliz Pascua para toda la familia de Radio María!

Radio Directo

En antena: